Kefir, el “yogur” medicinal.

il_570xN.246099700

A la mayoría nos gusta el yogur y todos sabemos que a pesar de las propiedades que aporta a nuestro sistema digestivo, no todos tienen las mismas cualidades.

Queremos presentar, a los que aún no lo conozcan, un alimento similar al yogur, pero con un mayor valor nutricional. El kéfir, uno de los productos más antiguos que se conocen, consumido durante miles de años y procedente del Cáucaso.

Se elabora a partir de un hongo que fermenta diferentes tipos de alimentos y los convierte en otros con unas propiedades nutricionales aún mayores que si realizáramos una fermentación convencional. El kefir se puede hacer con agua, té (recomendado para las personas intolerantes a la lactosa) o leche, siendo este último el más habitual y de donde se obtiene una especie de yogur cremoso que se conoce popularmente con este nombre.

La fermentación de las bacterias y levaduras del kefir, incrementa el valor biológico de las proteínas de la leche. Esta acción produce la síntesis de vitaminas del complejo B, siendo una fuente importante de potasio, fósforo, calcio y vitaminas.

Desde nuestro punto de vista el kefir de agua es el más recomendable, nutricionalmente hablando, ya que no altera la composición de este y permite que actúe de manera completa sobre nuestro organismo.

Es un alimento probiótico capaz de regenerar la flora bacteriana intestinal, facilita la digestión y elimina los problemas de estreñimiento. Poderoso depurativo de nuestro organismo, que nos ayudará en la eliminación de los residuos que el cuerpo genera. Además promueve el fortalecimiento de las defensas del organismo previniendo los achaques causados por los ataques de bacterias o virus que pueden debilitar nuestra salud.

Algunos beneficios que nos aporta el kefir son:

  1. Es muy recomendable cuando se padece de anemia.
  2. Resulta un remedio natural para tratar cualquier tipo de alergia.
  3. Ayuda a reducir los niveles de colesterol.
  4. Reduce el riesgo de contraer cáncer de colon.
  5. Sirve para tratar problemas de la piel tales como los eccemas.
  6. Regula la presión arterial.
  7. Colabora en la regulación del sistema nervioso, mejora de la atención, concentración; tratamiento de la depresión y trastornos del sueño.

Desde alnafit aconsejamos la inclusión de este magnifico y medicinal alimento en la dieta diaria de todo el mundo, ya que es suave y fácilmente asimilable por el organismo.

Publicado el 04/12/2012 en Alimentación & Nutrición. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: